martes, 30 de octubre de 2012



NÓMADAS

Caer del otro lado de lo natural,
vencer la intención de convertirnos en especie
haciendo de cada muerte
un acto de injusticia irrepetible.

Tan solo así seremos humanos:
trascendiendo las razones de la manada,
hiriendo nuestra personalidad
contra el amor que nos tenemos.

Haremos del realismo nuestro alimento
y del sentido común nuestro contrario.
Nos impondremos obediencia
tomando disposición de nosotros mismos.

Nunca estaremos seguros en nuestras manos
ni tendremos voluntad de silencio.
Agostaremos el invierno
con ademán de soberbia
y desprecio del verano.

Estaremos exactamente al otro lado
mirando con humedad en el pelaje
y la respiración entrecortada
la orilla al otro lado del río.


Gracias por leer este poema. Si quieres saber algo más acerca de mis libros, haz clic aquí