miércoles, 30 de enero de 2013

Cartografía

Llenar los gestos de palabras
que dibujar sobre un cuaderno
por si nadie escribiera mi contorno
dejando un río de contrastes ciegos.

Aprender a estar de acuerdo con el mundo:
trazar un poema sin relieves
para no olvidarnos de ser personas.

Procurar que estas horas sin tinta
se hundan en la historia
como piezas invisibles de un drama
que nunca hizo méritos para ser tragedia.

El resto: detallada geografía de silencios,
cartografía sin leyenda
cuyo mapa habrá de plegarse
antes de que acabe la jornada.


Gracias por leer este poema. Si quieres saber algo más acerca de mis libros, haz clic aquí

No hay comentarios:

Publicar un comentario